José Cubero «El Yiyo» no pudo triunfar en la feria de Cuenca

DSC08732

EN 1983 ALTERNÓ CON ROBLES Y OJEDA, EN TARDE PASADA POR AGUA, CON UN RABO PARA PACO OJEDA.EN 1985, SIETE DIAS ANTES DE SU MUERTE, VINO A SUSTITUIR A ORTEGA CANO Y LA CORRIDA SE SUSPENDIÓ POR FALTA DE UN SOBRERO

Chicuelito

Se cumplen en este domingo 30 de agosto de 2015 treinta años de la muerte del matador de toros madrileño José Cubero “El Yiyo”, que siete días antes tenía que haber toreado en Cuenca, en la feria de San Julián, en concreto el 23 de agosto de 1985, sustituyendo a Ortega Cano, que estaba anunciado junto a Julio Robles y José María Manzanares. Los toros eran de Ana Romero, pero la corrida fue suspendida a la hora del sorteo, debido a que no había más sobrero, al haberse lidiado uno en la corrida de rejones y no admitir la presidencia los que presentaba la empresa.

Anuncio de la Feria de 1985. (Gaceta Conquense)
Anuncio de la Feria de 1985. (Gaceta Conquense)

“El Yiyo” había actuado en Cuenca en la feria de 1983 alternando con Paco Ojeda y Julio Robles, en una corrida pasada por agua y en la que Paco Ojeda cortó un rabo, el último concedido en Cuenca desde entonces, siendo presidente de la plaza José María Olivo. En “Gaceta Conquense”, en septiembre de 1985, con ocasión de la muerte de El Yiyo en la plaza de toros de Colmenar Viejo, publicábamos en media página unas fotografías de su única actuación en Cuenca en 1983, así como datos del festejo y de cómo transcurrió aquella mañana del 23 de agosto de 1985 en la que le dijeron que la corrida se había suspendido.

"Gaceta Conquense", septiembre 1985.
«Gaceta Conquense», septiembre 1985.

 

Tenía El Yiyo 21 años y dado que la corrida se suspendió se dio una vuelta por la ciudad y con él pudimos hablar, pues era difícil para él entender que tenía que sustituir a Ortega Cano y que el festejo se suspendiese por falta de un sobrero.

 

De la reseña de la corrida de 1983, en la que El Yiyo se presentaba en Cuenca con 19 años, escribí en “Diario de Cuenca”: “No tuvo suerte José Cubero “El Yiyo” en su presentación en Cuenca. Su primera faena, bajo un aguacero, no encontró eco en los tendidos, poblados de paraguas. Estuvo trabajador y en su faena, de menos a más, se le vieron detalles de fino torero y enormes deseos de agradar. Tampoco era muy claro el bicho y cuando lo mandó al desolladero, sonaron algunos aplausos. Todo quedó en destellos de calidad bajo la intensa lluvia.

Apunte al natural de Fernando Priego, publcado en "Diario de Cuenca" en la crónica de 1983
Apunte al natural de Fernando Priego, publcado en «Diario de Cuenca» en la crónica de 1983

No le gustó a “El Yiyo” el sexto toro, y apenas lo tocó. Mostró una clara mansedumbre y tanto en el tercio de varas –un puyacito– como en el de banderillas –medio par—el público pidió constantemente el cambio. No había lugar a ello, desgraciadamente, y cuando José Cubero, muleta en mano, iba a despachar a su enemigo –y nunca mejor dicho—llovieron decenas de almohadillas, y tras unos muletazos lo pasaportó al desolladero. La bronca a la presidencia fue de las que hacen época. Desgraciadamente”.

DSC08739
Anuncio de la Feria de 1983. (Diario de Cuenca)

Este fue el resultado del festejo del 23 de agosto de 1983. Julio Robles (azul y oro), aplausos y pitos; Paco Ojeda (nazareno y oro), una oreja y petición, y dos orejas y rabo. José Cubero “El Yiyo” (burdeos y oro), aplausos y silencio. Toros de Diego Puerta y Puerta Hermanos, tres de ellos muy protestados. Casi lleno. Ojeda y El Yiyo hicieron el paseíllo montera en mano, nuevos en plaza. Presidente: José María Olivo, asesorado por Luis Algara “El Estudiante”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.