“El Gallo” y Marcos salieron a hombros en el mano a mano novilleril: tres orejas cada uno

CHICUELITO

La novillada de feria, con el mano a mano protagonizado por “El Gallo” y Marcos resultó del agrado de los espectadores que llenaron más de media plaza bajo un sol plomizo que no derritió ni el ánimo de los novilleros ni de los aficionados, que pudieron disfrutar del buen juego del pastueño ganado de José Vázquez, aunque algún novillo quedase mermado, y de las ganas de triunfos de estos novilleros salidos de la Escuela Taurina de Cuenca.

Aitor Darío. (Foto Julio Palencia)
Aitor Darío. (Foto Julio Palencia)

Abrió plaza el conquense Aitor Darío “El Gallo” en su tercera comparecencia consecutiva anual en la feria de Cuenca. Había expectación tras sus comparecencias en Las Ventas (dos tardes) y en la feria de Gijón. No empezó bien la mañana para Aitor, pues su primer oponente salió mermado tras la suerte de varas y el presidente mostró el pañuelo verde. Salió el sobrero, de 505 kilos, peso al que no llegó ningún toro de la primera corrida del sábado.  Salió, se asomó al burladero del 4 con algún susto para los de la cercanía, y tras un buen saludo capotero de Aitor, recibió un buen puyazo, e incluso zarandeó al sobresaliente. “El Gallo” brindó la faena al público. “Acastañado” era de dulce y el conquense supo aprovechar sus condiciones, mejor con la izquierda que con la derecha. Hubo naturales de cierta calidad y redondos en series continuadas, para cerrar con trincherillas y el desplante. Tras un feo metisaca y cuatro pinchazos acabó su labor es cuchando un aviso y palmas a la voluntad.

Aitor rematando una serie. / Julio Palencia
Aitor rematando una serie. / Julio Palencia

En su segundo, tercero de lidia, de nombre “Desarmado”, tuvo que hacer de tripas corazón ante un novillo de buena condición que se partió un pitón con el burladero del 7 y tuvo una pared en el caballo. Aitor lo recibió con cuatro largas cambiadas de rodillas, dos de ellas en el centro del platillo, cerrando con chicuelinas y la revolera. Ismael Pastor puso dos pares y tras el brindis a un conocido, “El Gallo” intentó sacar faena al lisiado novillo toreando por alto y cuidando la embestida. Lo consiguió porque el de José Vázquez tenía nobleza y buen fondo y lo supo exprimir, aunque en demasía, pese a su flojedad de remos. Un pinchazo hondo certero le valió la oreja.

Superior pase de pecho de Aitor / Julio Palencia
Superior pase de pecho de Aitor / Julio Palencia

El quinto de la mañana no tiró de la manta, como en la diana, pero cumplió con su nombre de “Dichoso”. Herido en su amor propio, “El Gallo” se fue “a porta gayola” para recibir al buen novillo de Vázquez. Lo paró bien con el capote para suministrar verónicas y chicuelinas de buen trazo y la vistosa revolera. Comenzó su labor muleteril con valientes pases cambiados de espaldas para manejar la flámula sobre ambos manos ante la noble embestida del novillo. De los que se sueñan. Quizá le sobró al torero conquense cierta prisa en las series, pues merecía “Dichoso” un toreo reposado para mayor dicha. No obstante estuvo lucido Aitor, mejor al natural que con la diestra, pero siempre en torero en las diversas tandas. Cerró con manoletinas y desplante y tras un pinchazo sin soltar prendió una estocada tercera. Le pidieron las dos orejas y el mano a mano estaba igualado.

Marcos y la verticalidad de su toreo. / Julio Palencia
Marcos y la verticalidad de su toreo. / Julio Palencia

Marcos es un novillero especial. Nieto de ganadero, hijo de empresario, el mérito que hace es sin embargo de él, que tiene torería y una asombrosa como pasmosa tranquilidad ante la cara del toro. No se puede olvidar que triunfó en el certamen del Mejor Novillero de Castilla-La Mancha TV. No se inmuta ante nada y tiene recursos ante la cara del novillo. Recibió a su primero con dos largas cambiadas de rodillas como diciendo aquí estoy yo, para lucirse por verónicas a renglón seguido y una revolera más bonita que un remolino de feria. Tras el puyazo el novillo dio una voltereta y se temió lo peor, pero Marcos, que brindó a su hermano Dody, que había toreado en la becerrada del viernes, supo templar la embestida y sacar partido a “Trepador” sin que se le subiese a las hombreras de plata.

Pasmosa tranquilidad de Marcos. / Julio Palencia.
Pasmosa tranquilidad de Marcos. / Julio Palencia.

La faena no pareció de un debutante con caballos, sino de un novillero aplomado, serie, que torea al natural con reposo y ejecuta los derechazos con temple aplomado. La Banda tocaba “El empresario”, pasodoble de su padre, y con ese sonido y ese son torero de Pérez, el público aplaudía la faena. Una faena variada, casi a pies juntillas, en la que Marcos dio una lección de torería, dibujando en el ruedo lo que está en los cánones y lo que no está porque él mismo lo improvisa. Desplantes serios y suertes en un palmo de terreno, como cosiendo la muleta a los pitones. Amanoletado en alguna postura, pero Marcos para un buen cuadro final de torería, ante un buen novillo. La estocada le sirvió para rubricar su triunfo: dos orejas.

Marcos derecha
Temple y mando de Marcos. / Julio Palencia

En el cuarto salió de nuevo con ganas pese a tener abierta la puerta grande. Los lances de recibo tuvieron menos relieve y tras brindar su faena al público inició su labor con doblones para seguir con series cortas por la derecha, hasta lograr, cuando sonaba “Nerva”, que “Azaroso” embistiera mejor por la zurda. Como Marcos no se azara, sino que torea con pasmosa tranquilidad, logró varias series con la izquierda, toreando con largueza y lentitud al natural, rematando los pases de pecho en el cambio de mano. De nuevo, torería y valor en un palmo del albero. Mató recibiendo y aún el novillo le dio un susto a un subalterno. Tardó en doblar y después de tres descabellos el público le aplaudió, premiándole con una oreja.

Mañana calurosa y taurina. / Josevi
Mañana calurosa y taurina. / Josevi

Al que cerró plaza Marcos lo recibió de rodillas para lucirse por verónicas. No se conformaba el espigado novillero, que dio oportunidad al sobresaliente para hacer un quite y saludar la ovación. Inició Marcos la faena de rodillas, con pases muy ajustados, saliendo airoso del trance ante la acometida cercana con improvisación muleteril. A Maximino, que andaba cerca, se los puso en la garganta. Pero el debutante con caballos sabía lo que quería y de nuevo dictó una lección de temple y valor, con un toreo reposado y de quietud. Tiene personalidad propia y ese aire grave en los desplantes, mirando al tendido sin perder de vista a su oponente, hablan de un torero a carta cabal. Queda la incógnita de su futuro, pues era debut y despedida. No acertó con los aceros, tras dos intentos y pinchazo hondo, sonando un aviso, y el público hizo silencio porque era la hora de comer… y punto en boca.

Broche final del mano a mano. / Julio Palencia
Broche final del mano a mano. / Julio Palencia

Al final, los dos novilleros a hombros en el mano a mano y buen juego de los novillos de José Vázquez.

LA FICHA ARTÍSTICA

Plaza de Toros de Cuenca. Domingo, 21 de agosto 2016. Doce de la mañana. Segundo festejo de la feria de San Julián. Cerca de media plaza. Mañana de pleno sol, sombreros, gorras y abanicos. Preside Emiliano García.

Novillos de José Vázquez, de Albacete, bien presentados, que dieron buen juego en general. El primero fue sustituido tras salir muy mermado del tercio de varas. Segundo, quinto y sexto, ovacionados en el arrastre. Peso: 505, 465, 447, 472, 455 y 398 kilos.

Aitor Darío “El Gallo” (nazareno y oro), silencio tras aviso, oreja y dos orejas.

Marcos (gris perla y plata), dos orejas, oreja y silencio.

Buen ambiente, con mucha juventud en los tendidos. Antes del comienzo el ganadero y ex matador de toros Curro Fuentes colocó el hierro de su ganadería junto a la presidencia. Con las obras de remodelación y pintura se han colocado hierros de ganaderías en las distintas columnas de los tendidos. Marcos, que debutaba con picadores, hizo el paseíllo montera en mano. Por el callejón vimos a Cristina Sánchez con sus hijos y al matador Álvaro Lorenzo.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.