El Ayuntamiento premiará al triunfador de la Feria con el Trofeo «Chicuelo II»

UNA OBRA DEL CERAMISTA RUBÉN NAVARRO 

El Ayuntamiento de Cuenca otorgará un galardón al torero ‘triunfador’ de la Feria Taurina de San Julián 2016 con un trofeo en memoria del torero de Iniesta, Manuel Jiménez Díaz ‘Chicuelo II’. De esta manera, el Consistorio conquense toma en consideración una petición remitida por el sobrino del torero, José Jiménez, y rendirá homenaje al matador de toros que llevó el nombre de la ciudad por todo el panorama taurino nacional y que murió en un accidente aéreo en 1960, informa la web municipal.

 

El alcalde Ángel Mariscal; el ceramista Rubén Navarro y el concejal de Festejos, Pedro J. Garcia, con el trofeo.
El alcalde Ángel Mariscal; el ceramista Rubén Navarro y el concejal de Festejos, Pedro J. Garcia, con el trofeo.

Así, una vez finalizada la Feria Taurina, el Jurado se reunirá y decidirá quién se hace con el premio al mejor torero, galardón que se otorgará en un acto especial.
El jurado que decidirá el nombre del ganador estará formado por el presidente del colegio de Veterinarios, así como por representantes de las peñas taurinas y del mundo del toro en Cuenca, entre ellos un reconocido periodista de este ámbito.

También se contará con la presencia de representantes de los grupos políticos presentes en el Consistorio.

El premio que se concederá será una pieza en cerámica creada por el artista conquense Rubén Navarro para la ocasión, obra que recogerá la esencia del mundo del toreo con claras alusiones a ‘Chicuelo II’, un sencillo homenaje para una de las figuras más importantes del mundo del toreo del siglo XX., con resonados triunfos en España y América, y de manera especial en la Monumental de las Ventas.

El cuadro realizado por Rubén Navarro.
El cuadro con la pieza de cerámica realizada por Rubén Navarro.

En 1955 Chicuelo II fue el número uno del escalafón de matadores de toros. Delante de la plaza de toros, en el Paseo denominado «Chicuelo II», fue instalado un busto en bronce, obra de Luis Marco Pérez, en agosto de 1967, sufragado por cuestación popular y por iniciativa de la Peña Taurina Conquense. Fueron centenares de personas las que colaboraron con su ayuda para costear el monumento, situado sobre una roca de la Serranía de Cuenca.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.