Una veintena de ferias con «El Bombero Torero» en Cuenca

CHICUELITO

El espectáculo cómico-taurino-musical “El Bombero Torero y sus enanitos” ha sido una de las funciones más anunciadas en la feria taurina de Cuenca, con una veintena de actuaciones en el ruedo conquense, casi todas consecutivas, entre 1967 y 1990, con alguna incursión de “El Toronto” y El Empastre en años alternativos de esas décadas. Desde su debut en Cuenca en 1967, siempre estuvo al frente del espectáculo con su peculiar traje azul de bombero el torero cómico santanderino Manuel Celis “El Bombero Torero” (Don Manolín), que heredó el papel protagonista de su padre Pablo Celis, fundador de la dinastía y del espectáculo cómico taurino en 1948, siendo sus hijos y nietos los que siguieron con la función hasta su despedida de los ruedos el 15 de septiembre de 2017 en la localidad ciudadrealeña de Almodóvar del Campo.

Estos días hemos conocido la noticia de la muerte de Manuel Celis, a los 87 años de edad. Manuel era un gran admirador de Cuenca, aunque apenas si podía quedarse en la ciudad cuando actuaba en agosto, dados los compromisos que tenía de actuar en la mayoría de las plazas de España, pero le gustaba hacerse un hueco para subir a la Plaza Mayor y saludar a «Daja-Tarto» o darse una vuelta por la Feria, con alguno de sus compañeros. Le conocí en 1971 cuando hice mi primera croniquilla de “El Bombero Torero” (para que me facilitase los nombres de sus compañeros actuantes)  en mi bautizo de cronista taurino, tras haber hecho mi primera reseña de página completa con la corrida en la que actuaron Antonio Bienvenida, Manuel Benítez “El Cordobés” y el mejicano Eloy Cavazos, que se saldó con un balance de nueve orejas y tres rabos.

«El Día de Cuenca», 1990. Última actuación en nuestra plaza cpn ese salto en banderillas.

Como bien es conocido, “El Bombero Torero” tenía una parte seria en la que actuaba un novillero en ciernes, casi siempre torerillos locales, salvo que algún apoderado le hiciese un “hueco” a su poderdante. Famosos toreros que actuaron con “El Bombero” a nivel nacional fueron, entre otros, Antoñete, Ortega Cano, José María Manzanares, Espartaco o el Juli, por citar algunos. Por lo que a Cuenca respecta, se dio oportunidad a jóvenes torerillos entonces como “El Curi”, “El Estudiante”, “El Bomba”, “El Tempranillo”, “El Parri”, etc.

Desde su inauguración en 1927 hasta 1966, por la plaza de toros de Cuenca se anunciaron charlotadas con Llapisera y “El Empastre” (con “El Niño de Cerrajillas” en la parte seria), “Los Ases”, “Carrusel”, “Galas de arte” (estas dos con varias actuaciones), “La Revoltosa”, “Los Calderones”, “Ovaciones en el ruedo”, “Galas Imperiales”…

Detalle del programa taurino de 1931 en la plaza de toros de Cuenca.

En la feria de 1967 se anunciaba por vez primera en Cuenca la charlotada de “El Bombero Torero y sus ocho enanitos”, aunque en 1931 en la actuación de Llapisera con “El Empastre” ya figuraba entre los cómicos actuantes “El Bombero Torero”, que debía ser Pablo Celis, el padre de Manolín. En esa Feria de 1967, en la que también debutó en nuestra plaza la ganadería de Victorino Martín y se inauguró el monumento en bronce de Chicuelo II, delante de la plaza de toros, obra del escultor conquense Luis Marco Pérez, debutó como novillero sin caballos, vestido de luces, Ángel Muñoz “El Curi”, en la parte seria del espectáculo cómico.

En 1969 sería otro joven novillero conquense, Luis Algara “El Estudiante”, quien actuase en la parte seria de “El Bombero Torero”, y cuatro años después, en 1973, Luis Algara tomaría la alternativa en Cuenca de manos de Paquirri, con Julio Robles como testigo.

«Diario de Cuenca», 1971

En 1971 quien actuó en la parte seria del espectáculo cómico fue el novillero Manuel Marín “El Bomba”, que no estuvo afortunado con el becerro de Francisco Andreu. Aquí queda la crónica de aquella tarde de agosto (el espectáculo solía anunciarse casi siempre el día 25) con los titulares de “Con la plaza llena, “El Bombero Torero” agradó a grandes y chicos”.

En 1986, el novillero conquense que debutó vestido de luces en la parte seria de «El Bombero Torero» fue Carlos Sánchez «Caracolo» , y una vez más la plaza se llenó con mayoría de la grey infantil, divertida con las parodias televisivas de los «enanitos toreros» y del Bombero Celis.

Actuación de «El Bombero» y sus enanitos en Cuenca, 1983. Foto Pinós.

Así hasta 1990 en catorce ferias seguidas y otras seis alternas, con un lapsus entre 1985 y 1987, con la actuación de otro espectáculo similar de “Toronto y sus enanitos toreros”, que protagonizaba el torero cómico de Puebla de Almenara, Julián Melero, a quien también dedicamos un recuerdo en este Blog. En esa reaparición de “El Bombero” en Cuenca ya lo hacía con su renovado espectáculo. La de 1990 fue la última actuación de este espectáculo que dirigía Manuel Celis, ya con su hijo al frente, en el ruedo conquense. En la parte seria actuó el novillero local Jesús Pardo “El Parri”.

En la década de los 90 pasaron por Cuenca otros espectáculos como “Ovaciones en el ruedo”, “El Gran Kiki” o “El Cartujano”, sin tener aquellos éxitos a plaza llena que se daban con “El Bombero”.

Las charlotadas o espectáculos cómicos-taurinos fueron decayendo por diversas vicisitudes y el actual empresario de la plaza de Cuenca, Maximino Pérez, apenas si ha anunciado algún festejo de este tipo, como “Popeye Torero”, apostando más por festejos más de moda y de otro tipo como “Los recortadores”.

Los tiempos han cambiado sin duda, pero no se puede olvidar que muchas generaciones de niñ@s se han reído y divertido con los personajes de “El Bombero Torero” en la plaza de toros de Cuenca y de medio mundo, que ya son historia.

1 comentario en “Una veintena de ferias con «El Bombero Torero» en Cuenca

  1. No era nada fácil torear con esos tintes de humor. Muchos de ellos conocían bien el mundo del toro, aunque circunstancias les llevó por otros derroteros. julio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.