Maximino vuelve con la «Champions» en un ciclo reducido, pero con lo mejor del escalafón

MORANTE, EMILIO DE JUSTO Y ROCA REY, CARTEL ESTRELLA, CON OTRA TERNA MUY ATRACTIVA: EL FANDI, PERERA Y EL RECUPERADO DANIEL LUQUE. EL CARTEL DEL REJONEO TAMPOCO TIENE DESPERDICIO: RUI FERNANDES, DIEGO VENTURA Y LEONARDO HERNANDEZ

LA GANADERÍA DE JOSÉ VÁZQUEZ SUMA TRES INDULTOS EN LA PLAZA DE CUENCA Y CUMPLE DIEZ AÑOS DEL PRIMERO, LIDIADO POR DANIEL LUQUE

CHICUELITO

“Regresan los toros a Cuenca, regresa la Champions del toreo. Después de un año de interrupción a consecuencia de la pandemia, el coso del Paseo de Chicuelo II verá cómo vuelven a sonar clarines y timbales, a trenzarse paseíllos y a vibrar con las faenas de los mejores maestros. Lo hará en un serial que se compone de dos corridas de toros, un festejo de rejones y un concurso de recortadores”, según informa el Departamento de Comunicación de la empresa Maxitoro, que regenta Maximino Pérez, empresario de la plaza de toros de Cuenca desde 1999. La feria taurina de San Julián se desarrollará entre el 20 y el 23 de agosto de 2021, si el tiempo y otras circunstancias ya conocidas no lo impiden.

El cartel estrella servirá para poner la guinda al ciclo, el 23 de agosto. Morante de la Puebla, Emilio de Justo y Roca Rey comparecerán en la plaza conquense para enfrentarse a un encierro de la ganadería de José Vázquez. De esta forma, dos de las figuras más importantes del escalafón y dos de los conceptos del toreo que más filias despiertan entre los aficionados a la tauromaquia, se verán las caras con el torero del momento, Emilio de Justo. El extremeño es uno de los nombres propios más destacados de las tres últimas temporadas. Sin ir más lejos, su corte clásico, puro y ortodoxo le valió para abrir la puerta grande de Las Ventas el pasado 4 de julio, tras cortar tres orejas a toros de Victoriano del Río.

Se da el caso curioso de que en la Feria de 2019 estuvieron anunciados Morante de la Puebla, Roca Rey y David de Miranda, también con toros de José Vázquez, si bien la retirada del torero peruano, por una lesión, obligó a que fuera sustituido por Cayetano. Maximino apuesta de nuevo por esta combinación de lujo, reforzada con la presencia del citado Emilio de Justo, debutante en la plaza de Cuenca. Se puede añadir, por otro lado, que Morante de la Puebla ya fue anunciado en 1999, en la primea feria que organizó Maximino, en tanto que la obligada reducción de carteles ha dejado fuera al omnipresente El Juli en esos 22 años del empresario Pérez en nuestra ciudad.

En el otro cartel de toreo a pie –sábado 21–, señala la nota informativa de Maxitoro, están anunciados tres toreros de un corte muy distinto con el objetivo de satisfacer todos los gustos de la afición, y más en un año en el que se ha tenido que reducir el número de festejos. El Fandi, torero del gusto del gran público, compartirá paseíllo con la rotundidad de Miguel Ángel Perera, bien conocido de la afición conquense por sus triunfos en esta plaza,  y figura relevante de la tauromaquia actual, y con Daniel Luque, una de las sensaciones de los últimos tiempos sobradamente conocido por la exquisitez de su toreo. Además, el de Gerena ya sabe lo que es triunfar en Cuenca, pues hace ahora justo diez años fue el encargado de indultar al toro Carcelero, de José Vázquez. La terna estoqueará un encierro de La Palmosilla.

Con este cartel Maximino Pérez vuelve a recomponer la terna anunciada en 2019 con Enrique Ponce, El Fandi y Miguel Ángel Perera, aunque en esta ocasión en lugar del retirado Ponce se anuncia a Daniel Luque, con éxitos pasados en el coso conquense. El Fandi no pudo actuar en 2019 por una lesión, siendo sustituido entonces por Ginés Marín.

La ganadería de José Vázquez suma tres indultos en Cuenca: “Carcelero” (2011, Daniel Luque), “Escarcha” (2016, Miguel Ángel Perera) y “Aguamiel”, por el Juli (2017). 

En cuanto a la ganadería de La Palmosilla, cabe recordar que lidió en la feria de Cuenca de 2008, con un éxito casi sin precedentes, ya que la terna sumó nada menos que ¡10 orejas! en un festejo en el que se puso el cartel de «no hay billetes», con estos tres espadas: Finito de Córdoba (oreja y dos orejas); José Tomás (dos orejas tras aviso y oreja) y Miguel Ángel Perera (dos orejas y dos orejas). Perera repite en Cuenca con La Palmosilla y ojalá repita éxito.

El domingo 22 de agosto es el turno del llamado “arte del rejoneo”. La máxima figura del toreo a caballo de todos los tiempos, Diego Ventura, vuelve a Cuenca junto a su espectacular cuadra para deleitar a los amantes de esta disciplina taurómaca. El jinete de la Puebla estará acompañado por Rui Fernandes y Leonardo Hernández para vérselas con un encierro de la vacada de Luis Terrón.

Añade la nota de Maxitoro, que “esta notable Feria de San Julián, que supone el regreso de la fiesta de los toros a Cuenca, tras la obligada suspensión de 2020, dará el pistoletazo de salida con un concurso nocturno de recortadores el viernes 20.

Es importante destacar que debido al cumplimiento de la limitación de aforos, este año no habrá comercialización de abonos, por lo que la venta de entradas sueltas para cada uno de los festejos comenzará el lunes, 19 de julio, estableciéndose un periodo de diez días para dar prioridad a los abonados para que puedan adquirir las localidades que deseen, siempre según disponibilidad. Esta compra se podrá hacer de forma presencial en la taquilla de la plaza de toros o por teléfono en los números 969 238 489, 969 236 984 y 672 003 322. El horario de atención al público es, de lunes a viernes, de 10 a 14 horas y de 18 a 21 horas; y los sábados, de 10 a 14 horas. Los precios se mantienen inalterables con respecto a 2019.

Transcurrido el plazo de diez días, se abrirá el periodo de venta para todos aquellos que, sin ser abonados, quieran disfrutar de la Champions. De esta forma, a partir del día 29 de julio se incluirá, además de los medios de comercialización antes señalados, la venta online a través de la página www.maxitoro.com.

Además de cumplir con las medidas sanitarias vigentes en ese momento, la feria taurina se llevará a cabo siguiendo los protocolos que establece la normativa, que prevé un aforo máximo del 75 por ciento con localidades preasignadas. Los espectadores estarán colocados al tresbolillo, es decir, en filas paralelas de modo que las plazas de cada fila correspondan al medio de los huecos de la fila inmediata, de suerte que formen triángulos equiláteros.

Es muy importante destacar que las personas convivientes podrán sentarse juntas, sin tener que respetar esta modalidad, hasta un máximo de ocho o diez según la legislación vigente en ese preciso momento».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.