Festival Mozart Cuenca: «La flauta mágica», entre la magia de la Merced

Ópera en el programa Veranos en Cuenca 2013. “La flauta mágica” (Die Zauberflöte, de W. A. Mozart) en un escenario tan mágico como el de la Plaza de la Merced, tan abarrotada de público como nunca. Todo ello gracias al Festival Mozart Cuenca Ciudad de Música, que clausuró en junio su primera temporada con siete conciertos en el Teatro Auditorio, y ha puesto la guinda en esta actuación excepcional al aire libre en la plaza de la Merced, lugar de gran sonoridad, que por vez primera acogía una ópera. El resultado fue sensacional, teniendo en cuenta los espacios reducidos y el ir y venir de algunos paseantes que van desde el aparcamiento de Mangana a la Plaza Mayor, sin tener en cuenta que existe otra alternativa por Zapaterías. El público supo estar a la altura de la excelente actuación, manteniendo un ejemplar silencio. No hubo ni que pedir que apagasen los móviles.

En el programa de mano se daba a conocer que tras la primera temporada de conciertos “Cuenca Ciudad de Música” como temporada estable anual de la Escolanía y Orfeón Ciudad de Cuenca, se proponía como final de la misma “un festival Mozart en la ciudad de Cuenca con el desarrollo de un taller donde se preparan parte de los estudiantes de canto y componentes del Orfeón y Escolanía Ciudad de Cuenca, los roles de la ópera a interpretar de Mozart, asequibles a su voz y nivel durante el mes de julio. Los resultados del taller se podrían observar en la representación de la ópera trabajada en esta ocasión, “Die Zauberflöte” (La flauta mágica), dentro del Festival Veranos en Cuenca, organizados por el Ayuntamiento».

Y así fue. Los papeles principales de la ópera fueron interpretados por cantantes profesionales, algunos ligados a Cuenca Ciudad de Música, con anteriores actuaciones, y los participantes en el taller. Junto a ellos, el Coro. El principal objetivo era conseguir la mayor calidad en la formación de la escuela de canto de la Escolanía y Orfeón Ciudad de Cuenca.

 

REPARTO Y PERSONAJES

Los personajes de la Ópera representada fueron los siguientes:

Pamina: Itxaso Moriones (soprano).

Reina de la Noche: Mariví Blasco (soprano).

Tamino: Carlos Alcocer (tenor).

Sarastro: Alfonso Baruque (bajo).

Monostatos: Eduardo Ladrón de Guevara (tenor).

Papageno: Fabio Barrutia (barítono).

Papagena: Carla Ortega (soprano).

Dama 1: Laura Abalos (soprano).

Dama 2: Julia Cortinas (mezzosoprano).

Dama 3: Carmen Lillo (soprano).

 

Orfeón Ciudad de Cuenca (coro).

Alexandre Alcántara (piano).

Carlos Lozano (director).

Los nombres en negrita son componentes del Taller Festival Mozart Cuenca Ciudad de Música.

 

UNA PLAZA ABARROTADA DE PÚBLICO

En verdad que el público disfrutó con la representación en este recoleto espacio al aire libre de la Plaza de la Merced con edificios guardan entres sus piedras y paredes gran parte de la historia de Cuenca como son el Seminario, la iglesia de la Merced y el convento de las Blancas, y el antiguo Asilo de Ancianos, hoy Museo de las Ciencias. Fue precisamente la entrada y los accesos al Museo los que sirvieron de escenario para la actuación, aprovechando muy bien los espacios, con el piano que tocaba el brasileño Alcántara, y por donde en el inicio la colorista serpiente perseguía a Tamino, que queda desmayado en su huida. Las Tres Damas matan a la serpiente y quedan prendadas del joven. Cuando despiertan escucha el silbar de un ser, Papageno, mitad pájaro, mitad hombre…

Entran en acción en las dos partes del programa los personajes de Pamina, la Reina de la Noche, Sarastro, Monostatos, Papageno y Papagena, las damas y el coro, que llevan a cabo una actuación digna de tener en cuenta al tratarse del resultado final de un taller de ópera en el que varios conquenses (Eduardo, Carla, Laura, Julia y Carmen) han mostrado sus dotes para la ópera, con un trabajo que ha de continuar.

El coro llenó con sus voces el mágico escenario, además de los sonidos de la flauta de un joven intérprete, todo ello bajo la dirección de Carlos Lozano. En la parte final, los cantantes y el coro, en una puesta en escena ocupando las escaleras y acceso al Museo de las Ciencias pusieron el colofón a una gran noche de ópera ante más de 500 personas sentadas en sillas o en el suelo y de pie. Una noche para recordar en los anales de la cultura conquense, hecho por Cuenca y para Cuenca.

 

 

1 comentario en “Festival Mozart Cuenca: «La flauta mágica», entre la magia de la Merced

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.