Navideñas

Luce el sol con toda su intensidad en este día de Navidad, ese 25 de diciembre del “fun, fun, fun” de los villancicos. Cuenca luce con todo su esplendor en la mañana de la quietud, del silencio por el descanso, tras la Nochebuena bulliciosa, y los más madrugadores se saludan con un “buenos día, feliz Navidad”. Y luego, la retahíla conocida del “felices pascuas y próspero año nuevo”. Unas frases muy apropiadas para los mensajes de los teléfonos móviles, aunque también circulan los mensajes-basura por la amplia red de la telefonía. Estos días todos son deseos de paz y buenaventura.

 

Se desea para todo el nuevo año, pero, luego la realidad cotidiana no es así y la crispación aparece en cualquier momento y por cualquier menudencia. Otra cosa es por la sinrazón o por el abuso de autoridad que, pese a concelotos como democracia, solidaridad, comprensión y talante, aún hay quienes lo practican. Feliz Navidad, incluso para ellos.

 

SAN ANTÓN Y TIRADORES, COMO UN BELÉN

No nos cansamos de repetir que todo el entorno de la Ciudad Alta, además de los barrios de San Antón y Tiradores, que forman todo ese conjunto de la Cuenca de yeso, madera, forja, piedra, teja y chimenea, con sus fachadas multicolores, se asemeja a un gigantesco Belén, tal el que podemos admirar en la Diputación Provincial. Los belenistas conquenses lleven años trabajando y superándose para ofrecer toda una recreación belenística, no ya sólo con ese gigantesco Nacimiento, sino ofreciendo a través de dioramas las estampas navideñas de todo el orbe.

 

La costumbre de montar belenes se ha ido acrecentando en nuestra ciudad en los escaparates de los comercios, pero si tenemos que destacar un belén netamente conquense lo encontramos en la calle de las Torres, entre las flores de las camelias, de la mano de Armero y familia. La Hoz del Huécar, con el antiguo puente de San Pablo de piedra, sirve de marco a este Nacimiento, al que ni siquiera le falta alguna rotonda, porque todos los caminos llegan a Belén.

 

 

ENTRE BELENES VIVIENTES

En esta Navidad 2006 ha vuelto a crecer el entusiasmo por la conmemoración que celebramos, ya con el soniquete familiar del “vuelve a casa…”. Estos días, nuestra CNC viene ofreciendo con puntualidad informativa cuanto acontece en el noticiario navideño, desde Villa Román hasta San Antón, o desde San Julián “El Tranquilo” con su misa de gallo en la fría medianoche, hasta ese belén viviente de San Esteban a San Fernando, con carro tirado por un caballo.

“No hemos encontrado un borriquillo en nuestra intensa búsqueda”, relataba uno de los organizadores, animado a que la iniciativa siga adelante. Ojalá. Hace dos años se representó un Belén Viviente, como un auto sacramental en el Casco Antiguo y ahí quedó.  En Vega del Codorno llevan varios lustros con su Belén Viviente en la gigantesca Cuenca. Otro lugar tocado por la magia navideña.

NAVIDAD EN LA CARPA DEL PARQUE DE SAN JULIÁN

Esa magia tiene otra lectura con los premios de la Lotería Nacional de Navidad, que por estos lares, un año más, pasó de largo y sólo dejó alguna pedrada, digo “pedrea” y reintegro del 7, como un adelanto del nuevo año que tenemos a la vuelta de la esquina. Más generosa fue la Lotería Primitiva, que dejó su único premio gordo a una mujer trabajadora, que duplicaba su esfuerzo para sacar adelante a sus dos pequeños. Todo un regalo como un sueño de Navidad hecho realidad.

 

Y en este vaivén de ideas navideñas que surgen, unas que se mantienen y otras que pasan a mejor vida, notamos que hemos pasado de lo que era la Navidad de la alfombra roja de las calles principales, a la carpa blanca del Parque de San Julián, que vista desde dentro con su quiosco, farolas, puestos de artesanía y toda la grey infantil disfrutando, es todo un acierto. Sólo cabe esperar que esta idea no sólo se quede para el décimo aniversario de Cuenca Patrimonio de la Humanidad, sino para otros años. Sólo con ver a los más pequeños disfrutar merece el esfuerzo. Feliz Navidad, en el segundo día de Pascua.

 José Vicente ÁVILA

 EL DIA, 26 de diciembre de 2006

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.