Exposición de Muller en Madrid: Una foto de Cuenca de 1950, pero no de Semana Santa

Desde el pasado 28 de noviembre y hasta el 23 de febrero de 2014 se expone en la Sala Canal Isabel II de Madrid la Exposición titulada “Nicolás Muller. Obras Maestras”, con ocasión del centenario del nacimiento del gran fotógrafo húngaro, que dejó su huella artística y de fotoperiodista en Cuenca, tanto de su paisaje como de su gran celebración como lo es la Semana Santa, que conoció de la mano del poeta y escritor conquense Federico Muelas. En esta Exposición extraordinaria que patrocina la Comunidad de Madrid se presentan 125 fotografías del archivo personal de este reconocido fotógrafo, que cuenta con más de 14.000 negativos. Entre las fotos que se pueden admirar en la Exposición del Canal Isabel II, y que figuran en el Catálogo, se muestra una titulada “Semana Santa (Cuenca) 1950” en la que aparecen un grupo de una treintena de personas situadas en una escalinata, presenciando una procesión.

Esta fotografía ha sido difundida, junto a otra media docena de imágenes que forman la muestra, en diversos medios nacionales, tanto impresos como digitales, y a primera vista nos ha parecido, personalmente, que este imagen no corresponde a la Semana Santa de Cuenca por la actitud que observamos en las personas, mayores y pequeñas, que presencian un cortejo con caras de admiración y en algunos casos con aplausos.

Semana Santa (Cuenca) 1950. Exposición Nicolás Muller en Sala Canai Isabel II

La luz de la foto nos da la impresión de que se hizo a media mañana o mediodía de un día primaveral. Se observa que la gente va vestida “de domingo” o “de fiesta”, teniendo en cuenta las carencias que se tenían en 1950, año precisamente de mi nacimiento, y las diferencias entre las clases sociales. Apenas se ven un par de corbatas.

 

 

EXPOSICION DE MULLER EN CUENCA EN LA SEMANA SANTA DE 1950

Vamos a ir desvelando algunos aspectos de la foto y de la presencia de Nicolás Muller en Cuenca en 1950, ciudad que visitaría en años posteriores.

Es cierto que Muller estuvo en Cuenca en la Semana Santa de 1950, que retrató las distintas procesiones, y que el Sábado Santo, 8 de abril, inauguró una Exposición de Fotografía en el Salón Rojo de la Diputación, compartiendo la muestra con el grabador Manuel Aristizábal, que expuso dibujos y grabados, y el pintor de la Escuela de Vallecas, Cirilo Martínez Novillo. Sobre esta Exposición de 1950 ya publiqué un trabajo en el “Día de Cuenca”, aportando el programa de la muestra, en el que figuran tres caricaturas de los expositores y un dibujo procesional pintado a bolígrafo por Aristizábal. En esa exposición las fotos de Nicolás Muller eran de paisajes de Cuenca.

 

EN LA SEMANA SANTA DE CUENCA NO SE APLAUDE

Si la foto titulada “Semana Santa de Cuenca 1950” fuese de ese año, correspondería a la procesión de “Paz y Caridad” de Jueves Santo o a la denominada en “El Calvario”, que en ese año desfilaba en sentido contrario al actual, pasando por Carretería a las dos de la tarde. La primera interrogante es saber el lugar donde se encuentran esas personas de caras alegres que aplauden.  En la Semana Santa de Cuenca no hay aplausos. Hemos descartado el Casco Antiguo y la foto la situamos en las escalinatas que, partiendo desde la plazoleta de la Trinidad, acceden al Hospital de Santiago y calle de Mateo Miguel Ayllón, o dicho de otro modo, subida al Cerrillo de Santiago. Son las escaleras que se ven desde el puente de la Trinidad y que van en forma piramidal.

Por ese lugar sólo pasarían, con luz natural, las procesiones del Jueves y la denominada “En El Calvario”. El público está mirando hacia la Avenida de la Virgen de la Luz y el puente de San Antón. (Está descartado que fuese la procesión del Domingo de Ramos o de Resurrección porque en 1950 no existían, ni tampoco el Martes Santo). Descartamos por tanto, en nuestra opinión, que la foto corresponda a la Semana Santa de Cuenca.

Escalinata piramidal de Subida a la calle Santiago López, frente al Puente de la Trinidad.

¿Entonces, por qué se ha catalogado esta imagen como de la Semana Santa de Cuenca 1950? Encontramos la explicación. Desde el primer momento intuimos que esa fotografía del público aplaudiendo correspondería a la larga procesión que tuvo lugar en Cuenca el 1 de junio de 1950, con ocasión de la Coronación de la Virgen de la Luz, en la que desfilaron 70 imágenes. Esa fue nuestra idea al contemplar la fotografía, pero había que averiguar si Nicolás Muller estuvo en Cuenca ese día histórico para la ciudad, por la coronación de su Patrona.

 

La escalera de subida al Cerrillo de Santiago, antes de ser derruido y reconstruuido el edificio de al lado. Foto: Pinós.

 

MULLER EXPONE EN CUENCA, DESDE EL 1 DE JUNIO DE 1950, FOTOS DE SEMANA SANTA

Duda resuelta. Nicolás Muller estuvo en Cuenca el 1 y 2 de junio, y quizá algunos días más. Lo averiguamos leyendo un “suelto” en el periódico “Ofensiva”, con el título “Exposición Nicolás Muller”. Dice así: “Esta tarde, a las ocho, en los salones de la Excma. Diputación Provincial, se verificará la apertura de la exposición de fotografías de Cuenca y su Semana Santa, primera de la serie “Cuenca es así”, original de Nicolás Muller, el gran artista de prestigio internacional. El día 2, a las ocho y media de la noche, Nicolás Muller dará una proyección de fotografías en color de Cuenca y su Semana Santa pasada, comentada por Federico Muelas”.

 

En días posteriores el periódico se hacía eco de la exposición celebrada, destacando el artículo titulado “Cuenca ante el objetivo de Muller”, en el que se citaba que se había pulbicado en la revista “Mundo Hispánico” una gran fotografía de las Casas Colgadas del fotógrafo húngaro. El cronista firmante, “Luca”, se hacía eco de la exposición y de la “maravillosa versión fotográfica” que hizo Muller de la Semana Santa y del paisaje de Cuenca. De la columna recogemos este párrafo tan gráfico y elocuente:

Con este genio, con esta exigencia, Muller se ha paseado por Cuenca, cámara al hombro, para desvelar ante nosotros mismos una insospechada belleza que ha sorprendido como un descubrimiento al mejor conocedor de nuestro paisaje urbano y extraurbano. Y con tal tino y aguda visión hizo Muller su peregrinaje artístico por nuestras callejas, por nuestros cerros, por nuestras hoces, por nuestros pinares, que cuando el paisaje parecía agotado por manos de pintores, he aquí que asistimos a una revisión y a un recuento de nuestras bellezas paisajísticas que nos demuestran que siempre hay ángulos inéditos y originales que están instando al artista y encendiendo la llama de la inspiración”.

El posible lapsus al catalogar la foto como “Semana Santa (Cuenca) 1950” puede venir porque Muller presentó la Exposición de las fotos de Semana Santa el 1 de junio, y los negativos de ese día de la procesión de la Virgen de la Luz se unieran en la caja correspondiente a esa fecha, pues han pasado 63 años.

 

CARTA DE AGRADECIMIENTO DE MULLER Y ARISTIZÁBAL

Está claro que Nicolás Muller expuso en Cuenca en dos ocasiones, en 1950, en el breve plazo de poco más de mes y medio. Precisamente sobre la Exposición del 8 de abril, con Muller, Aristizábal y Martínez Novillo, los dos primeros publicaban en “Ofensiva” una carta de agradecimiento que no nos resistimos a reproducir: “Para expresar nuestra gratitud a Cuenca y a los conquenses, disponemos de un medio “nuestro”: la fotografía o la pintura. Con ello tenemos la esperanza de responder a la impresión sencillamente maravillosa  que en el alma Cuenca nos ha dejado. Pero en la necesidad que sentimos de decir, de gritar este agradecimiento, hemos de valernos de otro sistema… Quisiéramos salir a la calle y decir a voz en cuello lo que llevamos dentro; abrazar a las gentes y prolongar esta estancia entre los conquenses que nunca podremos olvidar. En la imposibilidad de proceder así, nos dirigimos a usted rogándole interprete estos sentimientos, les dé expresión adecuada, proclame desde su periódico la devoción sincera de dos artistas hacia la tierra más generosa y señora que hemos conocido. A las autoridades, a la Junta de Cofradías y a los conquenses todos, pertenece desde hoy lo mejor de nuestros afanes.

¿Será tan amable que lo haga así? Muchas gracias y un abrazo. Nicolás Muller y Manuel Aristizábal”.

 

 PUBLICACIONES EN PROGRAMAS, GUIAS Y LIBROS

En el Programa de la Semana Santa de 1951, a gran tamaño, se publicaron varias fotografías de Nicolás Muller, que sorprendían por su calidad y distinta visión de lo conocido. También sus fotos sirvieron para una Guía de Cuenca de 1954 y para otras publicaciones sobre la ciudad y la provincia, pues la Diputación contaba con material de este fotógrafo que tuvo el acierto de venir a Cuenca y la ciudad de que supiera captar su esencia y también su realidad de “blanco y negro”.

Bien merece que Cuenca se sume también al Centenario de Muller con alguna Exposición, bien si el material se encuentra en la Diputación Provincial, o contactando con  la hija del gran fotógrafo y el autor del catàlogo, el experto fotógrafo Chema Conesa.

 

EXPOSICION HASTA EL 23 DE FEBRERO EN MADRID

Hay que felicitar a quienes han hecho posible que el nombre de Nicolás Muller sea recordado con esta Exposición, que se puede contemplar en la Sala Canal Isabel II de Madrid hasta el 23 de febrero de 2014. Bueno sería, si la Exposición viaja a otros lugares, corregir ese dato de la foto, que no corresponde a la Semana Santa de Cuenca de 1950, sino a la Coronación de la Virgen de la Luz, Patrona de Cuenca, celebrada el 1 de junio de ese año. De ahí los aplausos de los espectadores apostados en las escalinatas, frente al Puente de la Trinidad, con mirada risueña hacia el Puente de San Antón,

 

1 comentario en “Exposición de Muller en Madrid: Una foto de Cuenca de 1950, pero no de Semana Santa

  1. Otra humilde lección magistral. Y, como siempre, bien explicada y argumentada.
    Enhorabuena, buen amigo; gran conquense.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.