El Medievo

Este fin de semana agosteño, que ha venido con fiestas de la Virgen de las Nieves, celebradas de manera especial en Torralba, Almodóvar del Pinar y Villanueva de la Jara, se ha distinguido en Cuenca y Cañete por una especie de viaje en el tiempo al Medievo. En Cañete ya ha tomado carta de naturaleza la Alvarada, que cada primer fin de semana de agosto congrega en la villa serrana a unos miles de personas. En Cuenca se intenta, cada año, que el mercado medieval cobre vida en un fin de semana entre las murallas, las rocas o este año los jardines del Parque de San Julián. En Talavera de la Reina, por ejemplo, todos los primeros sábados de mes se celebra con gran éxito el Mercado Medieval de San Gregorio, junto a las murallas romanas de la capital de la cerámica.

 

 

LAS LEYENDAS CONQUENSES ESCENIFICADAS

Con un calor ciertamente excesivo para la climatología conquense, este primer fin de semana de agosto se ha distinguido por ese sabor medieval que ha tenido la ciudad y al que le quiere dar un acento especial ese animoso grupo teatral que en las noches de los viernes representa los cuentos y leyendas que han ido pasando de generación en generación, con la “Cruz de los Descalzos” como la más conocida, con los amores de Diego y Diana en el atrio de las Angustias. Esta vez la leyenda nos hablaba de «El judío converso”, escenificada en la Plaza de la Merced, el mejor escenario en la calle para representaciones teatrales. (Los miércoles del verano el cine bajo las estrella cobra allí vida, sobre las paredes del antiguo Asilo, hoy Museo de las Ciencias).

 

 EL PARQUE, ESCENARIO DEL RENACIMIENTO

Terminada la leyenda del viernes, un estruendo de cañonazos se confundía en la noche entres los aplausos. Venían desde el Parque de San Julián, donde esa misma tarde-noche se había convertido en escenario del Renacimiento. Más de medio centenar de casetas, personajes de la Edad de Oro, soldados, caballos, hermosas aves rapaces, máquinas de tortura y otras lindezas nos acercaban al medievo, gracias al trabajo teatral de La Fragua de Vulcano y www.camaleonteatro.com

 

Durante el sábado y el domingo, sobre todo en la hora de menos calor, el Parque fue un hervidero de paseantes en Corte recorriendo las casetas que ofrecían todo tipo de género de la época, amén de justas y recitales poéticos. Personajes como Quevedo, Cervantes, Lope de Vega y Santa Teresa de Jesús, con su cohorte de damas y damiselas, recorrían el Parque con sus versos y puesta en escena. El Parque de San Julián se había convertido así en un escenario del Siglo de Oro, tan repleto en la noche sabatina, que hubo que suspender el concierto de la Banda de Música programado, con los músicos preparados para ofrecer sus melodías.

El domingo de solazo de mediodía y con el cielo de calima del atardecer, siguió la animación en el Parque entre cañonazos y con los críos paseando en un trío de burretes. Todo tipo de iniciativas son bienvenidas en esta ciudad, sobre todo en agosto, que es cuando más gente congrega.

 

 ESCRITORES EN EL VERANO CONQUENSE

Volviendo a la realidad, la ciudad que quiere ser cultural europea 2016 ha de seguir buscando todo tipo de iniciativas que le prestigien y la propia hostelería, que estos días anuncia editar una revista, debe estar a la altura de las circunstancias que se demandan con la calidad necesaria. Estos días pudimos ver al escritor televisivo Sánchez Dragó, disfrutando de Cuenca, camino de Alicante, como vemos con agrado en el verano conquense a escritores como Enrique Domínguez Millán, Florencio Martínez Ruiz, que mantienen la llama del saber conquense, muy necesitado en los tiempos en los que la vulgaridad se deja notar.

El Medievo tiene en Cuenca muchas razones de futuro si miramos a las terrazas de las laderas del Seminario y las unimos con San Miguel. Del Renacimiento al renovarse o morir.

José Vicente AVILA. El DIA, 6 de agosto de 2007

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.