Simbiosis de Cuenca y Zóbel en el sello del Museo de Arte Abstracto

 

  • Fecha de puesta en circulación: 12 de marzo de 2014
  • Procedimiento de impresión: Offset
  • Papel: Engomado
  • Tamaño del sello: 74,6 x 28,2 mm
  • Valor facial de los sellos: 0,54 €
  • Tirada: 300.000

Las Casas Colgadas y el Jardín Seco, de Fernando Zóbel en un mismo encuadre, en un sello, formando simbiosis pictórica y paisajística. Luz y color. Una joya de sello. “Bajo el título Museos, Correos inicia una nueva serie filatélica que difunde las colecciones y centros de arte de distintos lugares de España. Esta primera entrega aparece dedicada al Museo de Guadalajara y al Museo de Arte Abstracto Español, en Cuenca, informa la web de Correos. Los sellos, con un original formato vertical, se presentan en Pliego Premium”, informa, la web de Correos. En el sello se conjuga una imagen de las Casas Colgadas, sede del museo, y una pintura de Fernando Zóbel (Manila, 1924 – Roma, 1984), en concreto la conocida como “Jardín Seco”.

 

Durante el acto de presentación de esta emisión de sellos, en el propìo Museo de Arte Abstracto, este miércoles 12 de marzo, el alcalde, Juan Ávila, manifestó que Cuenca “no sería lo que es y lo que ha sido en los últimos años si el Museo de Arte Abstracto no existiera”.  Por ese motivo, ha querido reconocer y agradecer su labor a los artistas Fernando Zóbel y Gustavo Torner.

 

(web de Correos)

Asimismo, tuvo un recuerdo para el que fuera alcalde de la ciudad en 1966, año de la fundación del Museo, Rodrigo de la Fuente, por las facilidades que dio para que el proyecto de Fernando Zóbel tuviese como marco las Casas Colgadas, restauradas al efecto, bajo la supervisión de Gustavo Torner, que fue quien convenció a Zóbel de que Cuenca y las Casas Colgadas eran el lugar ideal para esta iniciativa pictórica pionera en España.
Juan Ávila, que recordó sus tiempos estudiantiles con una visita al Museo, hizo estas declaraciones en la presentación, junto a Javier Cuesta, presidente de Correos, buen conocedor de Cuenca y su museo por aquello del paisanaje de Barajas de Melo, y Javier Fontán, director del Museo de Arte Abstracto, del sello que Correos ha dedicado a este referente mundial del arte abstracto, que dentro de dos años cumplirá los cincuenta de su creación en 1966.

Javier Cuesta señaló que la emisión de 300.000 sellos se multiliplica en su función de propagación de Cuenca y de su reconocido Museo de Arte Abstracto Español, que es referencia mundial.

 

Javier Fontán, Javier Cuesta y Juan Avila, con el primer matasellos en el Museo de Arte Abstracto de Cuenca.

MUSEO CREADO EN 1966

El Museo de Arte Abstracto Español, en Cuenca, se encuentra en la Casas Colgadas que constituyen el edificio más emblemático de la ciudad, encaramado sobre la hoz del río Huécar. Se creó en 1966 por iniciativa de Fernando Zóbel. En el museo se muestran más de 100 obras de pintura y escultura seleccionadas de los fondos del centro, que vienen a representar a los artistas españoles que marcaron las tendencias abstractas más significativas de los años 1950 y 1960.

Puerta del Museo de Arte Abstracto de Cuenca. De izquierda a derecha, José Vicente Avila (de espaldas), Mario Vargas Llosa, Pablo López de Osaba, director del Museo en esa fecha (1987) e Isabel Brande.

Entre ellos se encuentran nombres como Gustavo Torner, Gregorio Rueda, Saura, Chillida, Tapies, Feito, Sempere, Millares y Chirino, además del propio Zóbel. El centro está gestionado por la Fundación Juan March, quien ha incrementado y completado las colecciones.

CUENCA Y LA FILATELIA

La primera ocasión que Correos puso en curso una emisión de un sello de Cuenca, con la imagen de las Casas Colgadas fue en 1932, durante la República. Se trataba de un sello de valor de una peseta, color pizarra, que sirvió para dar a conocer las Casas Colgadas antes de su restauración.

Desde 1932 han sido más de 11 las emisiones de sellos con motivos relacionados con la ciudad de Cuenca y su provincia, contribuyendo así la filatelia a la difusión de su cultura, su arte y su historia. Diversos monumentos de la ciudad –patrimonio de la humanidad- y su provincia, han sido protagonistas en los sellos que han circulado por todo el mundo: Las Casas Colgadas en 1932 y en 1938, la Ciudad Encantada en 1967, el Castillo de Belmonte (1967), el Casco Antiguo de Cuenca (1998) y el Arco de la Malena, en Tarancón, en enero de 2014.

En otros ámbitos, también se han emitido sellos como el sello dedicado al Escudo de la capital (1963), al Traje Típico femenino de esa zona (1968), a la Semana de la Música Religiosa de Cuenca (1986) y en relación con la Navidad, a la Adoración de los Pastores, situada en la portada de la Catedral de Cuenca (2006)., informa el Grupo SEPI.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.