Función de la Santa Cena en la Capilla del Espíritu Santo

En la octava del Corpus, que en esta ocasión ha coincidido en la jornada dominical con la festividad de San Pedro, la Venerable Hermandad de la Santa Cena ha celebrado la solemne función general anual. Este año, la misa ha tenido lugar en la Capilla del Espíritu Santo, abierta en las últimas semanas, tras las obras llevadas a cabo en la cubierta y fachadas. Esta capilla, que no cuenta con luz artificial, sólo se abría tres veces al año con motivo de la festividad de Pentecostés, aunque en los últimos años ha estado cerrada por restauración o por guardar materiales de obra.

Este año el Cabildo está utilizando esta espectacular capilla para las misas de coro en el tiempo veraniego. La celebración litúrgica fue oficiada por el consiliario de la Hermandad, Miguel Ángel Albares, canónigo y director de la Catedral, revestido de ornamentos rojos. El celebrante destacó la presencia de esta hermandad en distintos actos durante el año, tanto en el tiempo de cuaresma como navideño y en acciones de solidaridad y reparto de alimentos.

Miguel Angel Albares, consiliario de la Santa Cena

Destacó el buen hacer de cada año de la Hermandad que desfila el Miércoles Santo en la procesión del Silencio y el buen hacer de la misma en la Catedral, donde se venera el paso durante todo el año.

 

Imagen de Jesús, de la Santa C ena, en la Capilla del Espíritu Santo (Joaquín López)

Desde más de 25 años en los que el “paso” de la Santa Cena ha tenido distintos lugares de exposición en el primer templo conquense, tanto bajo el Arco de Jamete como en las laudas o la Girola, cerca de la entrada al Patio de la Limosna, desde hace unos meses se ha colocado tras la puerta principal, en el trascoro, teniendo un mayor lucimiento. Para la función religiosa la imagen de Jesús fue llevada hasta la Capilla del Espíritu Santo con el fin de presidir la ceremonia, a la que asistieron más de un centenar de cofrades.

 

Relevo de hermanos.

En el ofertorio, el celebrante fue nombrando a los nuevos hermanos mayores para realizar el relevo.

 

Hermanos mayores salientes: Pedro Ortega Canales y María Asunción de Julián Iranzo.

Hermanos infantiles salientes: Pablo Martorell Celada, Mario Martorell Celada y Silvia Calzada Palomares.

Hermanos mayores e infantiles. (Foto: Joaquín López)

Hermanos mayores entrantes: José Luis Marco Nielfa  y María Asunción de Julián Iranzo.

Hermanos infantiles salientes: Pablo Martorell Celada, Mario Martorell Celada y Juan Culebras Gil.

 

Bendición de los panecillos (Joaquín López)

Finalizada la función solemne, el consiliario Albares bendijo la cesta de los panecillos o caridad que los hermanos mayores fueron repartiendo a los asistentes, entre los que se encontraba el presidente de la Junta de Cofradías, Jorge Sánchez Albendea, acompañado de directivos de la Hermandad, entre ellos el secretario, Armando Martorell.

 

Reparto de la caridad.

En la Catedral, detrás de la puerta central, frente al trascoro, el «paso» de la Santa Cena, sin la imagen de Jesús, aparecía adornado. Los visitantes retrataban las figuras con sus móviles sin percibir que faltaba la figura principal.

Después, los hermanos de la Cena y familiares compartieron la típica parvedad en el comedor del Coto de San Juan de la Plaza Mayor, que tiene su entrada por la calle del Clavel. La Plaza Mayor ofrecía una estampa veraniega con todas las mesas de las terrazas de bares y restaurantes al completo.

 

La Santa Cena, en su actual ubicación, vista desde lo alto del Triforio. Foto: Josevi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.