Antonio Villalba, «el cura de la Puebla», se ‘jubiló’ a los 88 años

Antonio Villalba Maqueda, 60 años de sacerdocio.

CUANDO LA JUBILACIÓN ES JÚBILO DE JUBILEO

Antonio Villalba Maqueda ha sido hasta hace unos días el sacerdote en activo más longevo de la Diócesis de Cuenca. Y no sólo el mayor en edad de regentar una parroquia, sino el que más tiempo ha estado al frente de una parroquia, en este caso de la iglesia de la Asunción de Puebla de Almenara. Nada menos que durante 37 años ha sido “el cura de la Puebla”, él que se siente puebleño desde que nació pues vino al mundo en la Puebla de Almoradiel el 22 de mayo de 1926.  En este 2014 se han cumplido los sesenta años de su ordenación sacerdotal, dedicados más de la mitad a atender la parroquia de Puebla de Almenara, la localidad conquense que le despidió con cariño y emoción en los últimos días de septiembre. Se ha «jubilado» de sus menesteres en la parroquia, con 88 años, con otro destino conventual en Quintanar de la Orden. Pero no es una jubilación al uso, sino un júbilo de jubileo.

Antonio Villalba ha dejado la Puebla para pasar sus últimos años de vida en un convento de Quintanar de la Orden. Pero, ¿quién es Antonio Villalba Maqueda, este sacerdote de 88 años que ha sido capaz de estar al pie del altar durante tantos años? Pues un “cura de pueblo” que ha conocido la Sierra y la Mancha conquense pastoreando a sus ovejas, a sus fieles. En su poco tiempo libre como “cura ecónomo” le gustaba la caza, su afición preferida. Cuando le ha llegado la hora de la “jubilación” una de las cosas que más ha sentido dejar ha sido su escopeta, pues la caza le ha permitido mantener una forma física envidiable cuando se llega a los 88 años.

Antonio Villalba en el atrio de la ermita de la Misericordia, junto a Ramón del Hoyo, entonces obispo de Cuenca, y actual prelado de Jaén.

Antonio Villalba fue seminarista en el Seminario Conciliar de San Julián, de Cuenca, y con 28 años recién cumplidos fue ordenado sacerdote el 12 de junio de 1954 en “una brillante ceremonia de ordenación de 34 seminaristas conquenses”. Así titulaba el bisemenario “Ofensiva” la noticia en primera página, ilustrada con una foto del obispo Inocencio Rodríguez, que cumplía sus diez años al frente de la Diócesis. Fue todo un acontecimiento en aquella ocasión la celebración de la ceremonia, que duró cuatro horas, con 34 seminaristas vestidos de blanco con sus estolas, de los cuales quince eran presbíteros, nueve subdiáconos, cuatro exorcistas y acólitos, tres hostiarios y lectores y cuatro tonsurados.

Decía el periódico que “la venerable arquitectura de nuestra Catedral fue testigo de la ceremonia de Ordenación sagrada más numerosa que se ha celebrado en nuestra diócesis desde la guerra de liberación”, es decir, desde la guerra incivil. El articulista no ahorra adjetivos a la hora de calificar la ceremonia: “Soberbia, mayestática, solemnísima ceremonia de cuatro horas de duración, a través de la cual fueron investidos de altísimos derechos y deberes promociones de jóvenes seminaristas”.

Entre los quince presbíteros que cantarían misa en los días siguientes, estaban, entre otros, Luis Andújar Ortega, Lorenzo Arellano Toledo, Ricardo Blanco Niño, Julio Domingo López, Ernesto Fernández García-Cuenca, Policarpo López Horcajada, Gonzalo Pardo Martínez, Ángel Sánchez Martínez y Antonio Villalba Maqueda.

Aquella vistosa e histórica ceremonia de ordenación concluyó con una procesión de los 34 ordenados desde la Catedral hasta la iglesia de la Merced, donde tuvo lugar el besamanos y saludo a los familiares y amigos, ante el cercano edificio del Seminario.

En una reciente conversación, Antonio Villalba recordaba aquella ceremonia tan vistosa que llenó la Catedral de fieles y familiares. Nos decía que su primer destino fue la Serranía de Cuenca, como cura ecónomo de Alcalá de la Vega, atendiendo también a otras localidades de la comarca como Zarzuela y Campillos Sierra. Precisamente, el 31 de mayo de 1957 participó en la coronación de la Virgen de las Angustias, presidiendo la comisión parroquial de Alcalá de la Vega, junto a la imagen de la Patrona, la Virgen del Rosario.

Después de su periplo en la Serranía, el sacerdote Antonio Villalba ejerció un tiempo en su localidad de Puebla de Almoradiel para pasar posteriormente a Santa María de los Llanos, en cuya parroquia estuvo durante 14 años. En 1977 el obispo Guerra Campos le designó el nuevo destino en Puebla de Almenara, parroquia a la que llegó en octubre de 1977, sustituyendo a Gabriel Barrios.

Nada menos que 37 años ha estado Antonio Villalba como sacerdote de Puebla de Almenara, el pueblo del obispo de Cádiz, Juan de Cuenca. Durante este tiempo han  sido numerosos los actos celebrados, algunos de ellos con asistencia de los respectivos obispos, Guerra Campos, Ramón del Hoyo y José María Yanguas, aunque cabe destacar la misa televisada para toda España, a través de TVE, oficiada por el cura Villalba Maqueda.

Misa ofrecida por TVE el 23 de noviembre de 1985. En el altar, la Patrona, Oficiante: Antonio Villalba Maqueda.

MISA TELEVISADA DESDE PUEBLA DE ALMENARA EN 1985

Para la historia de la localidad puebleña queda la fecha del 23 de noviembre de 1985. Ese año se cumplían las Bodas de Plata de la Coronación de la Virgen de la Misericordia, y ante tal acontecimiento, la Hermandad de la Virgen y el propio sacerdote, solicitaron a TVE la retransmisión de la misa en septiembre para la fecha conmemorativa en el programa “Pueblo de Dios”, que tenía una audiencia de ocho millones de espectadores. Ese año se realizaron obras en el exterior de la parroquia, que costaron un millón de pesetas y que costearon los feligreses. La imagen de la Patrona, Virgen de la Misericordia, fue trasladada ex profeso para tan histórica misa en la parroquia de la Asunción.

La iglesia se llenó para la “misa televisada” en  el domingo de Cristo Rey, y bajo el título televisivo de “El encanto de lo pequeño”. El Coro Parroquial de Puebla y la Banda de Música dirigida por Graciano Ávila, se encargaron de armonizar la ceremonia, que finalizó con el canto del himno de la Virgen de la Misericordia. Las cámaras de TVE ofrecieron además un reportaje sobre Puebla de Almenara, resaltando la ermita en la Sierra Jarameña y la Fortaleza, además de las excelencias del aceite “Almenara”.

Antonio Villalba junto al obispo Yanguas y el rector Marín.

CINCUENTENARIO DE LA CORONACIÓN DE LA VIRGEN DE LA MISERICORDIA

Otro de los acontecimientos vividos en Puebla de Almenara en el aspecto religioso, en el que Antonio Villalba tuvo que poner toda la carne en el asador, junto a la Hermandad de la Virgen, que llevó todo el peso, fue el del Cincuentenario de la Coronación de la Virgen de la Misericordia, celebrado el 28 de agosto de 2011, con romerías previas por los pueblos de la comarca, y el gran acto de la procesión de imágenes de más de una veintena de pueblos y ceremonia del aniversario de la Coronación, presidido por el obispo Yanguas. Otro día histórico para Puebla y para su párroco Antonio Villalba.

Antonio Villalba Maqueda junto a los sacerdotes puebleños Guillermo Carrasco y Gonzalo Marín.

Las recientes fiestas patronales, y de manera especial los días 8 y 9 de septiembre, con las procesiones de las imágenes de la Virgen de la Misericordia y del Santísimo Cristo de la Piedad, han propiciado la despedida de los puebleños al párroco que han tenido durante 37 años. Para Antonio Villalba supone, por otro lado, una gran satisfacción que hijos de la Puebla como Guillermo Carrasco y Gonzalo Marín fuesen ordenados sacerdotes.

 

El 21 de septiembre tuvo lugar la toma de posesión del nuevo párroco de Puebla de Almenara y encargado de Tresjuncos, Miguel Ángel Rodríguez. Ceremonia brillante y emotiva, que presidió el obispo José María Yanguas, acompañado del rector del Seminario, Gonzalo Marín, y de varios sacerdotes. Pese a que en el pueblo se nota el éxodo de los visitantes del verano, la iglesia se llenó ante el relevo. Antonio Villaba Maqueda disfruta ahora de un descanso que él llama “en oración”. Sesenta años dedicado al sacerdocio que él quiere continuar desde otra parcela. Felicidades.

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.