Evocación a Graciano (entre parajes y apellidos puebleños)

Puebla de Almenara. Plaza y Ayuntamiento.

Puebla de Almenara tiene una deuda de gratitud con Graciano Ávila Pérez, fallecido el pasado 15 de septiembre. Como queda recogido en su obituario, fue un emprendedor cultural de la localidad, sobre todo en el aspecto musical y en el literario, con sus composiciones y versos. En el año 2004, tuve la fortuna de pronunciar el Pregón de las fiestas puebleñas, y ese año en el programa de fiestas, Graciano publicaba unos versos de evocación hacia su pueblo, a través de sus parajes, con un recorrido poético muy peculiar, como lo era él, que referiría en el Pregón que pronunció al año siguiente, en 2005.

Le contesté con otros versos “a vuela pluma” sobre apellidos de la Puebla, que no pude incluir en el Pregón, ya estructurado, pero que él guardó entre sus “`preciados papeles”, que eran muchos. Primos segundos, que no hermanos, Graciano Ávila y José Vicente Ávila, versificaban sobre parajes y apellidos:

 

EVOCACIÓN

 

Qué alegría que me da

nuestros campos recorrer

y sin poderlo ocultar

mi memoria aguzaré.

 

Si alguien hace el recorrido

no siendo con la memoria,

debe ser muy atrevido,

da más vueltas que una noria.

 

Con memoria y boli en mano

voy a hacer recordación,

esto lo escribe Graciano

con gran imaginación.

Graciano observa la fiesta musical.

Campos con muchos parajes

con sus nombres confirmados,

que de herencia nos dejaron

ya nuestros antepasados.

 

Voy a hacer un recorrido

por el término del pueblo

y lo hago convencido

sin guardarlo para luego.

 

Cruzando cerros, llanuras,

con mi mente de equipaje.

Nombraré con gran mesura

los nombres de estos parajes.

 

A pocos metros del pueblo

comienza con el Campillo,

la Noguera, la Pinailla,

más adelante el Llanillo.

 

La Huerta de Don Tomás,

un paraje de ilusión,

al lado se halla el Rubial

y la Huerta de Ramón.

 

Cerro de la Vilanera

me voy a los Arenales,

el Chozo de don Antonio

Ganado y Monte, hoy cereales.

 

Chozo en paraje de Puebla de Almenara. Fotos: Josevi

 

Las Morras, los Limpiasantos,

Pimentón, Poza Las Vacas,

Pesquera, Cueva Arenal

y al lado la Rinconada.

 

El Monte de la Dehesilla

y me bajo hacia el Cañuelo

y sigo con las Pilillas,

el Jaraiz, los Horcajuelos.

 

El Molinillo, la Vega,

parajes de gran frescura,

sus tierras los ríos riegan

cómo no, la Fuente el Cura.

 

Camino de Almonacid,

las Cañadas, los Calzones,

la Sendilla, los Majanos,

las Bragas, los Asperones.

 

La hora de la partida en la puerta de El Coco. Puebla de Almenara

 

Aún me quedan muchos más,

y seguiré sin espera.

otro se quedaba atrás

que se llama las Canteras.

 

La Uceda, la Carrasquilla,

Cañada Andrés, Bebedero,

Camino de Villarejo

y el Altillo de Pinedo.

 

Muy largo, Cerro el Picorzo,

el Puente, las Calderillas,

Barrancos, Hoya la Vieja,

el Cofre y las Cueveclllas.

 

Virgen de la Misericordia, Patrona de Puebla de Almenara.

 

El Cubillo, Cascabolas,

pienso… y me salen dos más:

la Sendilla del Molino

y también el Colmenar.

 

Los Carriles, los Corrales,

sigo y digo: La Tia Tina,

Cerro Zurón, Franciscanas

y cerca, el Pozo la Mina.

 

Si algún paraje se queda

perdón, es que el autor duda

pienso y cito la Estanquera

y ese Calderón de Judas.

 

Me recuerdo y me da la risa

que me decía mi abuela:

mira: allí las Corralizas

mira: aquí la Pontezuela.

 

Más allá los Alberizos

a San Bartolo gran Cuesta

largo está la Cina hermosa

y el Carril de las Maestras.

 

La perra de Graciano conocía bien los parajes.

 

Y sigo con los carriles

Carril de los Cantareros

sin olvidar los Blancares

ya me vengo para el pueblo.

 

Yo frecuento poco el campo

poco más puedo decir,

como no sé más me planto

que mi oficio fue albañil.

 

No es raro que mi memoria

haya cometido errores

los que saben bien la historia

sin duda, los labradores.

 

Qué experiencia más hermosa,

memoria y vista cansadas

y mi Virgen Milagrosa

me dice. Ya están curadas.

 

Graciano Avila Pérez

Gracias Patrona querida

por las fuerzas que me das

y ya con mi despedida

voy a llegar al final.

 

Oh! Campos cubiertos de flores

¡Oh! Campos de verdes trigales.

 Mis campos me dan sus olores

mis campos con sus matorrales.

 

¡Oh! Campos de verdes praderas

¡Oh! Campos con sus olivares.

Olor a tomillo y romero

que llega siempre a los altares.

 

Graciano AVILA

(Septiembre 2004)

 

Muchos apellidos puebleños reunidos.

 

EVOCACIÓN PARA GRACIANO

 

De parajes y caminos

Graciano ha hecho un romance

y aunque seamos cansinos,

de apellidos le mando este lance

 

De Sanabrias, Bellos y Fernández,

suma su linaje La Puebla,

con los Avila, Pinedo y Hernández,

Vara, Rozalén y Juandela,

Zamarra, Bustos y Morán,

Solera, Vara y Aurelio,

con Llamas y Huélamo van

diecisiete apellidos y medio,

Monreal, Matas y Aguileras,

Melero, Mudarra y Heras,

Sánchez, Navarro y Martínez,

Serranos, Morenos, ¡uy que atasco!,

me faltan los Redondo y Carrasco….

 

Vecinas de la Puebla saboreando el chocolate festivo.

La cosa aún no tiene fin,

con Delgado, Oliva y Marín,

Rosales, Adrián y Delgado,

Torres, Rubio, y el de al lado,

que es Sobrino, Montealegre y Horcajada,

la lista así no vale nada,

si no añadimos a De la Torre y Rodrigo,

Ramírez, Pérez y Mingo, ¡que digo!

Harinero, Espada y Buendía,

Sacristán, Peces y la señá María,

que aún quedan Bravos todavía,

con Jiménez, Alvarez y Mota,

que este pueblo es de nota.

 

La música brilla con luz propia en Puebla de Almenara.

Morante, Villanueva y Ramiro,

Pastor, el cura y ya no miro,

Jiménez, Ortiz y Escudero,

Y así os saluda el pregonero,

Con López y Lucas ¡hasta luego!,

Pues con este lapicero en mano

He querido dar las gracias a Graciano.

 

José Vicente AVILA

Puebla de Almenara, 2004

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.